martes, 7 de octubre de 2014

Segunda Temporada—Como solíamos hacerlo



Capítulo 7

Mery Elizabeth Kaulitz Miller.
Me había vuelto un completo loco de pasar la tarde a lado de Adela, termine en la cama de Allison (Luna). ¿Cómo pude ser tan imbécil? Estaba claro que ella aun sentía algo por mí  me beso y no fue cualquier beso. Fue un beso especial. Ahora más que nada estaba convencido que Adela no amaba a Andy. Revise mi móvil y tenía llamadas perdidas de mi madre de mi padre y de Nicoles. Me dolía la cabeza como nunca antes y solo quería llegar a dormir y aunque hoy tenia trabajo medio día de pensaba poner un pie en la empresa no me sentía preparado para ver a Adela. Solo llegaría y me acostaría a dormir.
-Buenos días- anuncie me llegada.
Pero nunca imagine aquella escena. Mi padre se paseaba mirando a mi madre y luego a la chica mientras se servía lo que parecía ser whisky mi madre lloraba en el sofá enfrente de la rubia que estaba enfrente de ella. Me dirigió una mirada y luego continua observándola.
Elizabeth era una chica rubia de finas facciones y cabello muy largo, de piel ligeramente sonrosada y unos ojos idénticos a los míos.
Había sido el peor día para que la bomba estallara. Yo no me sentía muy dispuesto a discutir, me sentía marido y con resaca. ¡Joder! La vida tiene algo en mi contra. Más jodido ¿podría estar? Y entonces imite a mi padre observándolas a ambas. Elizabeth tomo del té y dejo la taza en la mesita.
--No era mi intención destruir a su familia señora. No cuando ese hombre ya lo había echo.- se levantó y se encamino a la puerta.
-Lizie. No te vayas me gustaría que hablaras con Tomy tu hermano- ella me examino y suspiro.
-Usted no es mi padre, él no es mi hermano. Deje de molestarme yo no quiero ser su hija es mas no lo soy.- le grito antes de salir por la puerta principal.
Mi mamá le aventó el jarrón del buro a mi padre pero gracias a su mala puntería no le rompió la cabeza y lloraba aún más.
-Sabía que me engañabas. Pero nunca espere eso, que tuvieras otra familia.
-Mamá tranquilízate- la abrase cuando empezó a perder el control.
-Tom ¿no entiendes?
-Claro que entiendo. Pero tienes que relajarte y no querer matar a mi padre.

Conduje a mi madre que lloraba desconsolada hacia su habitación y espere a que se acostara en la cama. Acaricie su frente como ella solía hacer cuando tenía cinco años. Mi madre no fue siempre descuidada, aún recuerdo mis cinco años cuando ella y yo esperábamos a mi padre hasta noche. Recuerdo que mi madre solía llevarme al kínder todas las mañanas y siempre me iba presumiendo con todos. Diciéndome "Tomy, eres él bebe más hermoso del mundo"  así era con su amigas. Mi madre solía contarme un cuento y darme las buenas noches. Yo pensaba que éramos una familia feliz porque nos íbamos de viaje con mi papá y nos divertíamos. Fue así que cuando cumplí 6 años mis padres me regalaron a Caramelo durante un viaje a Halle Alemania. Por esos días era feliz levantarme y desayunar con las personas que me dieron la vida. Y al anoche esperar las buenas noches de ambos. Pero justo después de ese viaje algo extraño paso, mis padres discutieron como nunca lo había echo y ahora entendía porque era. Después de aquella noche mi madre empezó a salir sola con sus amigas a divertirse y a mí me dejo al cuidado de Tere y Paul. Y lis primeros años en el colegio fueron los más tristes nunca asistían a los eventos escolarea. Pronto empezó a buscar formas de llamar su atención así que me convertí en el chico malo de la escuela y me hice fan de golpear a Bill Kaulitz, hacer que Andy y Gustav hicieran mis tareas a coquetear con las niñas.  Pero fue hasta que ella apareció que algo cambio en mí. Adela llego cuando el año ya estaba avanzado pero no le costó nada adaptarse a las tareas pues ella era nerd. Y además era hermosa. Se comentaba que se había quedado huérfana pero no parecía ser verdad ella era muy feliz, y ni siquiera tenía que fingir porque a pesar de no tener padres y vivir con sus tíos. Ella era feliz con la que la vida le había preparado. Mientras yo me la pasaba envidiando a Bill porque su padre lo enseño a conducir, a Andy porque reparo con su padre su primer automóvil todo un clásico a Gustav  porque aunque yo considerara aburrido la pesca hubiera dado lo que sea por imitarlo eh ir como él y su padre a pescar. A Georg por jugar al billar con su padre.
Mi padre me hizo mucha falta. Tanto como mi madre. Y entonces empecé a sentir algo llamado odio hacia la chica que estaba sentada enfrente de mi mamá esta Mañana.
No me di cuenta que me había quedado dormido en el regazo de mi madre y en el fondo se sentía bien. Como cuando tenía cinco años. Verifique la hora y me metí a duchar mientras mi madre seguía dormida. Y cuando estuve listo primero fui al despacho de mi padre que se había bebido dos botellas una de vodka y otra de whisky. Mire la carpeta del que sobresalía una carpeta él tome y leí el contenido.
"Mery Elizabeth Kaulitz Miller"
9 de Noviembre de 1998
14 años.
"Elizabeth es conflictiva, huraña y agresiva en ocasiones. Es distraída pero es buena en matemáticas, física y química. Le gusta causar revuelo en la escuela pero es aplicada. Su única familia es el señor Jorg Kaulitz y su hermano Thomas Kaulitz."
Había más comentarios y la dirección de donde vivía. Tome la carpeta y en ese momento vibro mi móvil era un mensaje de Georg y tenía que ir a su consultorio.
-Hola Tom.
-Hola Georg. Me sorprendió tu mensaje.
-Lo supuse.
Había juntado dos escritorios y había cinco sillas. Al parecer había más invitados, Bill y Gustav no me molestaba pero el quinto invitado era Andy que venía con su bata y cuando me miro ambos nos asesinamos con la mirada.
Tomamos haciendo y la cena ya estaba.
-¿qué te paso en la muñeca?-dijo Gus mientras examinaba la herida de Andy.
-Nada el pequeño Edgar batallo mucho antes que lo pudiera inyectar.
-¿Entonces eres pediatra? - le pregunto Bill y el asintió.
-Pienso que la pediatría es complicada- confeso Georg- Andy trabaja con recién nacidos y con niños de hasta once años.
-Pero tú eres cirujano. Eso es más complicado-dijo Andy- ha y médico familiar ¿Bill tu qué haces?
-Soy profesor d música igual le enseño a los más pequeñines. Y ata Tom parece que no te gustan los niños.
-Espero no tenerlos- al parecer Bill había notado mis muecas al oír hablar de niños- Yo estudie comunicación y mi especialidad es fotografía y producción ya saben trabajo con pura mujer hermosa ¿Gustav?
- Economista. Ya sabes trabajo para la competencia de tu padre, aunque él tiene a la mejor, Adela fue mi compañera en Harbad por un año después cambio mi matricula a Oxford en Inglaterra.
- oh eso era interesante.

Y por lo menos esa noche no tuve que preocuparme por nada. Mi madre había sacado a mi padre de la habitación y yo me había dedicado a espiar a Elizabeth en donde quería que fuera ella. Adela seguía siendo más distante conmigo. Me sentía extraño más con Allison (Luna) pero ella actuaba como si nada hubiera pasado y en el fondo me tranquilizaba mucho. Que no fuera como todas esas chicas que después de acostarse conmigo, se la pasaban acosándome aunque yo ya no quisiera nada con ellas.
-¿Por qué no vas y le hablas? Pienso que sería mejor que estar espiándola Tom
-No es tan fácil como piensas.
-Lo sé pero es tu hermanita.
-Es la hija de la mujer con la que mi padre le fue infiel a mi madre muchas veces.
-Ay Tom. Sabes que no piensas eso.
-¿Y entonces porque lo dije?- Allison me miro con ternura y sonrió.
-No hagas eso.
-¿Hacer qué?
-Eso- me miro sin comprender.- eso de sonreír y ay. Mejor olvídalo.

Eran muy temprano y Elizabeth ya se había ido a la escuela. Allison y yo fuimos a desayunar y luego la lleve en a su departamento. Y así era casi siempre, a mi amor Adela me conformaba con verla pasearse por la oficina, trayendo y llevando papeles hablando con los socios como toda una ejecutiva y debo de aceptar que un par de veces conduje hasta su casa sin saber si entrar o no.
***
Aquella mañana espere como siempre a que Elizabeth se fuera a la escuela y la seguí. Al bajar de mi coche me puse las gafas de sol y camine me escondí en mi arbusto favorito. Elizabeth solía llevar consigo a un sequito de seguidores, todos del sexo masculino y era tan como Adela ella igual patinaba y usaba esa gorra con la visera atrás como Adela.
-¿Elizabeth, que pasa?- le preguntó un chico cuando ella se rezago para atar sus agujetas
-No es nada adelántense ahorita los alcanzo

Y la dejaron sola, ella se dirigió hacia donde estaba mi escondite y me tomo del cuello de la playera y me aventó al frio pavimento. Y comenzó a golpearme de una manera en que no creí que pudiera hacerlo.
-Elizabeth para. Joder. Vas a matarme.
-Ya le dije a tu estúpido padre que él no es nada mío, ya deja de seguirme.
-Vine por mi cuenta.- y se detuvo a mirarme confundida mientras me ponía de pie y quedábamos a la estatura, era solo unos centímetros más baja que yo.
-¿Qué quieres?
-¿Quieres ir a desayunar?- miro hacia la escuela y suspiro.
-De todos modos no quería entrar hoy.

Y se encamino hacia mi automóvil y yo la seguí de cerca. Toque mi rostro y tenía un sangre, esta niña estuvo a punto de matarme a golpes. Ahora entendía porque estaba archivados todos esos comentarios.
-¿Y porque me has estado siguiendo?
-Quería saber más de ti.
-¿Estás seguro que no te mando tu padre?
-Nuestro-La corregí- quieras o no su ADN corre por tus venas
-Ojala y no fuera así. Tu padre destruyo a mi mamá
-Por si no lo notaste a la mía también. Pero no quiero hablar de ellos, yo vine porque quiero que vayas a vivir conmigo y mi padre. Aun eres una niña y no puedes estar sola.
-No soy una niña. Tengo catorce años.
-Oh le pido disculpas adultas. Eres una mocosa que no sabe que es la vida. Y desafortunadamente somos hermanos y sabes te cobrare de alguna forma esta ceja rota y también mi labio y no te estoy preguntando si quieres. Es un hecho Elizabeth.
-No puedes, porque tú no eres mi tutor. Así que mira yo me quedare a vivir en donde vivía con mi madre y tú deja de estar vigilándome porque odio eso. Si no te ira peor.  Ve con tu tonta familia y quédate con ellos. No quiero ser tu hermana tampoco quiero ser la hija de ese señor
-Solo te digo una cosa, seguiré de cerca lo que haces no me das miedo. Y tarde o temprano te iras a vivir a mi casa aunque ninguno de los dos quiera.

Y la verdad era que yo si quería que fuera con nosotros, que ayudara a mi papá a dejar sus vicios y fuera parte de la familia de papá.


4 comentarios:

  1. Ho que bonito. No se es que me gusto mucho escribe mas sobre Elizabeth yo pienso que al final se haran amigos y seran como hermanos y ojala ella lo ayude a recuperar a Adela

    ResponderEliminar
  2. Que bonito que Tom haya buscado a Elizabeth.
    El la quiere aunque finja que no. tiene razón el comentario de Arriba escribe mas de ella

    ResponderEliminar
  3. Ow Es hermoso leer todos estos capítulos y Elizabeth me agrada ♡

    ResponderEliminar
  4. Elizabethcedera e ira a vivir con Tom.. Estoy seguraa..

    Siguelaa ;)

    ResponderEliminar

Sigueme

Gracias por tu visita, regresa pronto